Portal de cabotaje

Desde la perspectiva de Aliança Nuestra visión del escenario brasileño en el sector de logística e infraestructura.

Articulos

La crisis de salud provocada por la COVID-19, tuvo un fuerte impacto en el sector de servicios, con el cierre temporal de comercios, tiendas, bares y restaurantes, algunos de ellos de forma permanente, aumentando la tasa de desempleo en el país e impactando el consumo de los hogares.

Por otro lado, el aislamiento social ha impulsado fuertemente el avance en cuanto a soluciones digitales y de comercio electrónico, servicio remoto y, principalmente, la evolución de la logística para hacer frente a dicho crecimiento en los pedidos online.

La ayuda monetaria, ofrecida en 2020 por el Gobierno Federal, representó un fuerte estímulo para la población más vulnerable y un aumento significativo de la actividad económica en el tercer trimestre, demostrando que la población tiene un fuerte impulso consumidor. El incremento inesperado y repentino del consumo de los hogares, ha provocado una interrupción en las cadenas de suministro mundiales, lo que no es diferente en Brasil. Hubo escasez de materiales básicos y un aumento significativo de la presión inflacionaria, agravado por el aumento de los precios internacionales del petróleo, minerales y productos agrícolas, reforzado por la devaluación de la moneda nacional.

El resultado de este escenario fue una retracción del 4,1% del PIB brasileño en 2020. Los desafíos para 2021 son muchos, así como el potencial de mejora: la expectativa para el año es de expansión del 3,7%, según la OCDE. A pesar de la cifra positiva, aún deberíamos terminar el 2021 con una actividad económica menor que la del año 2019.

En el horizonte está la esperanza de la vacunación masiva, que permitiría la reapertura del sector de servicios, principal generador de empleo en Brasil. Al mismo tiempo, el Gobierno Federal está preparando, para el mes de abril, un nuevo paquete de ayudas para los más vulnerables, respetando el techo de gastos, con un potencial impacto positivo en los sectores de alimentación, higiene y limpieza, consumo discrecional y materiales de construcción.

También existe, por parte del Gobierno Federal, la perspectiva de muchas entregas importantes en el sector de infraestructura. Hay más de 50 concesiones que suman alrededor de R$ 137,5 mil millones en inversiones: hay 23 aeropuertos, 17 terminales portuarias, dos ferrocarriles (FIOL y Ferrogrão), además de una renovación anticipada y 11 nuevas carreteras.

Es en este contexto que Aliança se ha estado preparando para asumir una nueva posición dentro del mercado logístico en Brasil. Actualmente líder en logística integral de cabotaje en el país, la empresa tiene planificadas inversiones en tierra, para ampliar el alcance de los servicios, así como en nuevos sistemas que traerán más eficiencia, visibilidad y sencillez a la cadena logística de sus clientes.

Junto con Maersk, la empresa de transporte marítimo más grande del mundo, a la que pertenece Aliança, la meta para el 2021 es el desarrollo de terminales y almacenes en ubicaciones estratégicas de Brasil, la expansión de la capacidad de almacenamiento y distribución, así como la expansión en el Sector “Cold Chain”, es decir, en la cadena logística de productos refrigerados.

“Sabemos que una logística eficiente y bien hecha no es un asunto sencillo. Es un sector fragmentado con grandes complejidades, tanto intrínsecas como extrínsecas. Estamos preparados para combatir estas complejidades con excelencia operativa, a través de la puntualidad y regularidad, procesos más eficientes, información veraz y de fácil acceso. Al abordar todas las etapas, desde la contratación, el almacenamiento, hasta el transporte en sí, queremos democratizar el acceso a un servicio completo y eficiente para cualquier empresa, independientemente del sector o tamaño”, dice Marcus Voloch, Director Ejecutivo de Aliança.

“Además”, agrega Marcus, “tenemos una función social en nuestro país: el transporte de cabotaje multimodal de punta a punta es significativamente más eficiente que el transporte por carretera pura, ya sea por el tema ambiental, ya que presenta menos emisiones de gases nocivos, así como el aspecto económico, ya que el valor del flete es más competitivo. Mediante el uso de la logística integrada, incluido el cabotaje, nuestros clientes pueden posicionar sus productos en mercados remotos a precios competitivos, generando nuevas oportunidades e incluso reduciendo la presión inflacionaria, ya que los gastos logísticos son un componente importante del costo de las mercancías”.

Noticias Recentes

Utilizamos cookies para que você tenha a melhor experiência do nosso site. Por sua visita contínua ao nosso site, sem alterar suas configurações, você concorda com o uso de cookies da Aliança.